El Europarlamento vota a favor de sancionar a Hungría por socavar los valores europeos

La activación del Artículo 7 del Tratado de Lisboa pondrá en marcha un proceso que podría llevar a la imposición de sanciones como la suspensión del derecho de voto de Hungría en la UE.

/ Vincent Kessler / Reuters

El Parlamento Europeo ha dado el primer paso para que la Unión Europea inicie un proceso sancionador contra Hungría por violar los valores europeos. 448 europarlamentarios han votado a favor de la moción para activar el procedimiento legislativo conocido como Artículo 7, mientras que 197 se han opuesto y 48 se han abstenido.

El Artículo 7 del Tratado de Lisboa fue diseñado para disuadir a los países miembros de la UE de volver a valores que Europa considera antidemocráticos. La activación del artículo pondrá en marcha un proceso que podría llevar a la imposición de sanciones como la suspensión del derecho de voto de Hungría en la UE.

En el texto de la resolución adoptada, el Europarlamento ha expresado su preocupación en doce puntos en torno a la situación política interna en Hungría, que incluyen "el trabajo del sistema constitucional y electoral, la independencia de la Justicia, la corrupción y los conflictos de interés, la libertad de expresión, de reunión y de culto y los derechos fundamentales de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados".

Los eurodiputados también han señalado que "todo Gobierno húngaro es responsable de eliminar los riesgos de una violación seria de los valores" europeos, incluso si este riesgo fuera causado por gobiernos anteriores.

De acuerdo con el Artículo 7, el Parlamento enviará esta propuesta al Consejo Europeo, que, a su vez, "podrá constatar la existencia de una violación grave y persistente" por parte de Hungría de los valores mencionados en el Artículo 2.

En vísperas de la votación, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, prometió desafiar la presión de la UE condenando lo que define como "chantaje", informa France 24. "Sea cual sea su decisión, Hungría no consentirá este chantaje. Hungría va a proteger sus fronteras, parar la migración ilegal y defender sus derechos", declaró Orban ante el Parlamento Europeo.

En junio de este año, el Parlamento húngaro aprobó una ley que penaliza a las organizaciones no gubernamentales que ayudan a los migrantes ilegales. Asimismo, Budapest se ha negado a recibir a migrantes que llegan a las costas del Mediterráneo.

El Partido Popular vota en contra

Una de las sorpresas de la votación ha sido la actitud adoptada por el Partido Popular español en la Cámara europea. El portavoz de los populares, González Pons había adelantado la ya de por sí polémica abstención de la bancada de los conservadores españoles. Sin embargo, lejos de mantener esa posición, los populares decidieron conceder libertad de voto a sus eurodiputados los cuales votaron en contra de la sanción a Orban o se abstuvieron de ejercer su derecho a voto.

Concretamente, el propio González Pons y otros cinco diputados no han votado, mientras otros tres parlamentarios - Pilar Ayuso, Gabriel Mato y Carlos Iturgaiz- han votado en contra de sancionar las políticas húngaras.

La actuación del Partido Popular ha despertado la indignación entre los demás europarlamentarios españoles. Miguel Urbán, de Podemos, se plantea que motivos habían podido impulsar al PP a adoptar semejante posición que supone aliarse “con la extrema derecha de Orban y de Salvini dentro del Partido Popular Europeo”. “¿Cuál es la justificación? ¿Compartir las políticas de fronteras? ¿La xenofobia y el racismo?”, cuestiona el eurodiputado anticapitalista.

En la misma línea se ha manifestado Marina Albiol de Izquierda Unida. “Son cómplices de la deriva fascista de Orbán y de lo que está pasando en Europa”, ha dicho Albiol. “Lo peor es que no es algo nuevo -ha continuado-. Han apoyado desde el inicio a Orbán y han querido tapar sus desmanes. Que a nadie se le olvide la acogida que tuvo durante el Congreso de los Populares Europeos en Madrid hace tres años”, afirmaba tras la votación en el Europarlamento.

La ratificación del apoyo de la Eurocámara a que se inicie la aplicación del Artículo 7 del Tratado de la UE a Hungría puede conllevar, como medida más importante, quitarle sus derechos como Estado miembro de la UE, entre otros el de voto en las reuniones del Consejo Europeo.