Madame Bovary y el desafío al modelo patriarcal

Polémica por diversas razones, la obra fue censurada en 1856 pero a pesar de eso pasó a la historia por su importancia en la literatura.

La obra de Gustave Flaubert es considerado como referente del feminismo que lucha contra el conservadurismo. | Foto: La mente es maravillosa

Madame Bovary, escrita por Gustave Flaubert, fue censurada y cuestionada tras su publicación en 1856. Enmarcada dentro del realismo literario, desde sus primeras entregas esta increíble obra rompió con los cánones establecidos en su época. 

Pero más allá de las críticas de una sociedad conservadora, su repercusión traspasó lo literario y el personaje principal fue tomado en cuenta por el movimiento feminista, porque de alguna manera representó un símbolo del despertar de su conciencia.

Emma Bovary se convirtió en un referente, pero desde posiciones encontradas. Para algunos, Emma representa la opresión de la mujer en el capitalismo, mientras que para otras ocurre lo contrario: Emma simboliza a una mujer liberada que pudo romper las posturas convencionales de la sociedad del siglo XIX.

Muchos han catalogado a Emma Bovary como una heroína trágica que luchó contra el destino y los ideales de la época que le tocó vivir. 

Como no encajaba en el modelo patriarcal, es decir, una buena esposa y madre, fue censurada. Así, Madame Bovary se transformó en la representación de libertad para muchas mujeres oprimidas en esa época.

Cinco frases imperdibles de Madame Bovary

1. "Emma se parecía a todas las amantes; y el encanto de la novedad, cayendo poco a poco como un vestido dejaba al desnudo la eterna monotonía de la pasión que tiene siempre las mismas formas y el mismo lenguaje".

2. "Pero su vida era fría como un desván cuya ventana da al norte y el aburrimiento, araña silenciosa, tejía su tela en la sombra en todos los rincones de su corazón"

3. "Se dejaba mecer por las melodías y se sentía a sí misma vibrar con todo su ser, como si los arcos de los violines se pasearan por sus nervios"

4. "Le hubiera gustado poder escaparse como un pájaro que se echa a volar, ir a beber juventud a algún sitio, muy lejos por espacios sin mácula".

5. "Pero la denigración de las personas a quienes amamos siempre nos aleja un poco de ellas".

>> Las mejores frases de Gustave Flaubert