El juzgado de instrucción da por válidas las acusaciones de Abogados Cristianos contra Willy Toledo

26/09/2018

Según ha comunicado el juzgado de instrucción número 11 de Madrid, entiende que existen dos expresiones escritas por el actor en su cuenta de la red social Facebook que podrían ser  “potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes”, dando por buenos los argumentos de la organización ultramontana demandante Asociación de Abogados Cristianos.

Toledo a la salida de los juzgados de Madrid el pasado 13 de septiembre / CZM

Pasados 12 días de la declaración del actor Willy Toledo ante el juzgado de instrucción número 11 de Madrid, tras la querella presentada por la organización Abogados Cristianos por una publicación en la que mostraba su apoyo a las manifestantes de la denominada “Procesión del Coño insumiso” (también procesadas por la denuncia de la entidad ultramontana de abogados), el magistrado encargado de estudiar el caso y ver si la demanda era admitida a trámite ha comunicado sus conclusiones. Sorprendentemente, el informe establece que el juzago da por válidos los argumentos de los demandantes, admitiendo a trámite la demanda.

Según la resolución del tribunal, transmitida por el abogado del actor, Endika Zulueta, la instrucción ha concluido que entre las publicaciones de Toledo en la red social Facebook existen dos expresiones que pueden ser “potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes”. Concretamente se trata de las expresiones “yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y la virginidad de la Vírgen María" y "me cago en la Vírgen del Pilar y me cago en tó lo que se menea”, tal como transmitía el propio actor en una nueva publicación en la red social, exponiendo la situación del proceso.

Dada la resolución del juzgado, el caso queda a disposición de la fiscalía o de los demandantes para ser trasladado a una sala de lo penal. Dadas las peculiaridades del caso y las características de los demandantes, es previsible que se cumpla este punto, viéndose obligado Toledo a enfrentarse a un juicio por el delito de “ofensas a los sentimientos religiosos”.