La izquierda chilena exige reparación para las víctimas de la dictadura

Cuando se cumplen 35 años del golpe militar de Augusto Pinochet y la represión que acabó con la vida de miles de militantes y activistas de Chile, la líder del Frente Amplio, Beatriz Sánchez indicó que el Estado debe indemnizar a quienes fueron víctimas de crímenes de la dictadura de Augusto Pinochet.

Marcha en Santiago de Chile reivindicando la memoria de las víctimas / Reuters

La ex candidata presidencial chilena, Beatriz Sánchez afirmó que el Estado debe indemnizar a aquellos que sufrieron apremios durante la dictadura de Augusto Pinochet  y a los familiares de las víctimas fatales.

En entrevista para el portal ruso Sputnik, la líder del Frente Amplio chileno indicó que en la nación suramericana debe existir una reparación real para las víctimas de la dictadura. Sánchez recordó que su agrupación política presentó una serie de demandas y exigencias en temas de derechos humanos. La representante del Frente Amplio explicó que una de estas medidas es generar una reparación integral para las víctimas y sus familiares, asegurando que las que se han implementado hasta la fecha han sido insuficientes. "El Estado entrega actualmente pensiones de subsistencia, cuando el concepto real de reparación es mucho más amplio", aseguró.

Para Sánchez la reparación debe restituir los derechos vulnerados, indemnizar daños causados, rehabilitar a las víctimas y a sus familiares, y promover medidas que protejan la memoria de lo sucedido. "Hacemos un llamado para que se haga justicia no solo en la medida de lo posible como ha sido hasta ahora, sino justicia real", señaló.

Entre las exigencias del Frente Amplio destacaban prohibir por ley el negacionismo de los crímenes en dictadura, y desclasificar los archivos secretos de la Comisión Valech, una serie de informes que contienen los detalles de los apremios durante los 17 años de la dictadura.

En la actualidad los chilenos que fueron víctimas de detenciones ilegales y torturas durante la dictadura reciben ciertos beneficios, como pensiones de reparación, pensión de viudez, gratuidad en algunas prestaciones médicas, además de que sus hijos y nietos están exentos de la obligación de hacer el servicio militar. Cerca de 28.000 personas fueron torturadas durante la dictadura de Pinochet; un total de 3.197 fueron asesinadas y unas 200.000 fueron obligadas al exilio, según cifr