Investigaciones de la UDEF revelan la implicación directa de altos cargos de Ciudadanos en León en una concesión irregular de publicidad

Informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal señalan un posible amaño de los contratos de publicidad del consistorio leonés en el cual estaría directamente implicado al menos un alto cargo de Ciudadanos. La oposición municipalista, León en Común sostiene que ese es el motivo por el que Ciudadanos mantiene a Antonio Silván en la alcaldía a pesar de todas informaciones reveladas sobre su implicación en la trama Enredadera. “Queda claro por qué Ciudadanos no quita a Silván”.

El asesor de Ciudadanos Sadat Maraña junto a Albert Rivera en una imagen publicada en Twitter / Twitter

Las investigaciones sobre la trama Enredadera, el escándalo de corrupción que ha implicado a decenas de municipios en relación a supuestas concesiones amañadas a la empresa Sacyr continúan sacando a la luz casos de irregularidades en la gestión del gobierno municipal de la ciudad de León. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha revelado información detallada sobre el amaño de contratos de publicidad en el ayuntamiento de León a cambio del apoyo de Ciudadanos a los presupuestos del gobierno municipal del Partido Popular encabezado por Antonio Silván.

Según el informe remitido al Juzgado de Instrucción número 1 de León, Sadat Maraña, asesor de Ciudadanos investigado por su relación con la trama Enredadera, habría ejercido de mediador entre el ayuntamiento y el periódico La Nueva Crónica de cara a obtener publicidad institucional. El documento apunta al trabajo del asesor de Ciudadanos presionando en el ámbito político institucional para que se contratase publicidad en el periódico, así como la concesión de publicidad institucional en las marquesinas propiedad de Mobiliario Urbano como Punto de Información, empresa de publicidad de los mismos propietarios del diario.

El grupo municipalista León en Común, las gestiones irregulares no solo incurrirían en el beneficio privado del asesor, sino que implican a todo el grupo municipal de Ciudadanos que habría acordado el apoyo a los presupuestos municipales a cambio de la concesión a la empresa publicitaria.  “Ciudadanos no se plantea quitar a Silván ni al PP de la enredadera porque ellos también aparecen como actores principales de la trama”, afirma León en Común mediante un comunicado. “Ciudadanos mercadeaba con su apoyo a los presupuestos municipales de León a cambio de contratos (se habla, según la UDEF, de 50.000 euros en publicidad para La Nueva Crónica)”, sostiene.

El caso llama la atención, dentro de todas las ramificaciones de la trama Enredadera, por tratarse de un supuesto trato de favor a empresas distintas a las que se venían investigando. A lo largo de toda la investigación, el principal empresario apuntado ha sido Juan Luis Ulibarri y su estructura empresarial. Sin embargo, La Nueva Crónica y la empresa de publicidad aludida en el informe es de hecho una empresa rival dentro de la estructura de medios de comunicación de León, lo que da idea de la complejidad de la trama de tráfico de influencias.

En este sentido, León en común indica en su comunicado que “las ramas de la enredadera que se van descubriendo en León dibujan un panorama muy complicado”. “Cada vez aparecen implicados más cargos políticos, cargos de confianza de estos, empresarios y hasta funcionarios”, apunta.

Desde la organización municipalista, denuncian la actitud de los grupos municipales tanto de Ciudadanos como el Partido Popular y lo que califican como intentos de tapar el escándalo. “Queda más que claro que la comisión de investigación propuesta por el propio PP y apoyada por Ciudadanos y en la que solo participarán estos dos grupos, no es más que una absurda pantomima”, sentencian.