Amnistía Internacional exige a Pedro Sánchez que detenga venta de armas a Arabia Saudí

La ONG exige al presidente del Gobierno que cumpla con sus compromisos electorales y no permita la venta de armas a Arabia Saudí empleadas en las operaciones militares en Yemen.

Pedro Sánchez / GdE

“Amnistía Internacional pide al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cumpla con su compromiso electoral de poner fin a la venta de armas cuando exista riesgo claro de que puedan ser utilizadas para violar el derecho internacional”, así rezaba la exigencia de AI materializada en un comunicado emitido ayer viernes.

La ONG formuló esta demanda después del último ataque aéreo perpetrado el jueves por los aviones de combate de la coalición liderada por Arabia Saudí contra un autobús de estudiantes yemeníes en Saada, en el que fallecieron más de 40 menores escolares.

La nota recordó al líder socialista que más de 11 000 civiles han muerto durante los tres años que han transcurrido desde el inicio de este conflicto y más de 50 000 personas han resultado heridas, unas cifras a las que se suman, por un lado, tres millones de desplazados internos y, por otro, más de 22 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

Por ello, AI emplazó a Sánchez a seguir el ejemplo de otros países como Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega o Bélgica y poner fin a la venta de armamento a Arabia Saudí.

En su petición, esta organización pro derechos humanos denunció que actos como el ataque al autobús de menores es “el precio” que está pagando la población civil yemení debido a que diferentes países, entre los que está España, mantienen un comercio “que no tiene en cuenta que pueda ser utilizado contra la población civil”, según lamentó el portavoz de AI en España, Carlos Escaño, en la nota.

Desde que Arabia Saudí iniciara su cruenta agresión contra Yemen, varios países occidentales han vendido y suministrado armamentos y equipamientos militares a este país árabe, primer importador mundial de armas. Aunque el Gobierno de Madrid no lo admite, hay datos que apuntan a que Riad usa munición española en sus ataques a los yemeníes.

270 millones en armamento

Un informe emitido el jueves por la Secretaría de Estado de Comercio a las Cortes Generales de España, detalla que España llegó a vender armamento a Arabia Saudí por valor de 270 millones de euros en 2017.

Amnistía Internacional (AI), junto a otras organizaciones pro derechos humanos entre ellas Oxfam y Greenpeace, han levantado la voz instando a todos los países a que impidan suministrar armas que se pueden utilizar en la guerra que el reinado árabe ha iniciado desde marzo de 2015 contra Yemen.

Activistas denuncian que la venta de armas convertiría a España en cómplice de la masacre del pueblo yemení, dado que las ventas de España se han incrementado tanto que Arabia Saudí ya es el principal cliente del país europeo fuera de la Unión Europea (EU).

El documento, titulado ‘Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso del año 2017’, confirma que las exportaciones militares de España alcanzaron en 2017 los 4346,7 millones de euros, una cifra que muestra un aumento del 7.3 % en comparación con 2016.

España y Arabia Saudí acordaron el pasado abril la venta de cinco corbetas que construirá la española Navantia por unos 2000 millones de euros. La medida incluso generó el repudio de partidos de izquierda.

Desde que Riad inició su cruenta agresión contra Yemen, varios países occidentales han vendido y suministrado armamentos y equipamientos militares a este país árabe, primer importador mundial de armas. Aunque el Gobierno de Madrid no lo admite, hay datos que apuntan a que Riad usa munición española en sus ataques a los yemeníes.