CGT critica que los PGE del PSOE continúan priorizando el pago de la deuda ilegítima con Bruselas sobre las necesidades de las personas

09/07/2018

CGT denuncia que el Estado español dedica 50.000 millones de euros menos a la protección social que la media de los países de la Unión Europea.

Manifestación multitudinaria en Madrid contra la deuda del Estado y la especulación. Archivo

La Confederación General del Trabajo (CGT) a través de un comunicado y tras la publicación de los Presupuestos Generales del Estado para este 2018, ha manifestado su rechazo a los mismos por considerar que van a seguir manteniendo el estado de desposesión y robo de salarios, pensiones, educación y derechos esenciales de las personas trabajadoras y de las clases populares.

La organización anarcosindicalista ha manifestado que estos presupuestos, presentados y aprobados por un gobierno que se autodenomina “socialista” y “obrero”, han contado con la participación de otras organizaciones burguesas que no han dudado en continuar apostando por la reducción del gasto público.

CGT también ha subrayado en este comunicado que, tras la culminación de la reforma del artículo 135 de la Constitución Española en 2011 con los efectos negativos sobre las personas que ha traído la misma, el Estado español ha dedicado 50.000 millones de euros menos a la protección social en comparación con otros países de la Unión Europea. CGT considera que los únicos culpables de esta situación han sido los diferentes gobiernos del PP y del PSOE, que con sus políticas de austeridad y miseria solo han logrado instaurar un estado permanente de injusticia social donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.

Por otro lado, CGT también se ha mostrado muy crítica con la hipocresía del nuevo gobierno del Estado español por continuar con las mismas políticas fiscales y económicas que los anteriores para cumplir con Europa, en detrimento de las necesidades reales de la población como son la derogación de las reformas laborales, la derogación de las leyes mordazas, la declaración de la amnistía social para todas las personas perseguidas, encausadas y encarceladas por luchar, la defensa del Sistema Público de Pensiones, la creación de escuelas públicas infantiles, etc.

CGT recuerda que la única vía para revertir toda esta situación sigue siendo la lucha y recalca que, una vez en el poder, todos los gobiernos siguen los mismos patrones de opresión y blindaje de sus privilegios a costa de los de la Clase Trabajadora.