Los refugiados del Aquarius desembarcan en el puerto de Valencia

17/06/2018

El barco Aquarius y los otros dos barcos de la Marina italiana que trasladan a los 629 refugiados rescatados en aguas del Mediterráneo central llegan a los muelles del puerto de Valencia.

El Aquarius aproximándose al punto de atraque en el puerto por el muelle de cruceros / Gabinete de comunicación de emergencias y seguridad de la Comunitat Valenciana

La flotilla de rescate de los 629 refugiados rescatados en el Mediterráneo por el barco humanitario Aquarius y abandonados ante el cierre de los puertos italianos y malteses, está llegando al puerto de Valencia. El Dattilo, la primera de las tres embarcaciones y uno de los dos buques militares desplegados por las autoridades italianas para trasladar a los refugiados a un puerto seguro a 700 millas náuticas de su lugar de rescate, se encuentra desde primeras horas de la mañana en el puerto. Nada más atracar, se ha activado el protocolo de la Cruz Roja para iniciar la asistencia a los 274 primeros refugiados a bordo de la patrulla italiana.

La flotilla desembarca escalonadamente, por lo que el segundo barco, Aquarius, con 106 inmigrantes, ha atracado en torno a las 10 y media de la mañana y el tercero el también buque militar italiano Orione está previsto para el mediodía del domingo 17 de junio.

Un dispositivo de 2.300 personas se encargara de la primera acogida. Según Emergencias, hay alrededor de 1.000 voluntarios de la Cruz Roja, 470 traductores, cerca de 500 policías, 150 miembros de personal de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y aproximadamente un centenar de Guardias Civiles.

El Gobierno de España calificó la acogida de la nave como una "obligación" para "evitar una catástrofe humanitaria". La portavoz gubernamental,  Isabel Celaá, recordó que la migración es "un asunto europeo" y "no solo de España, Italia o Grecia".

El 11 de junio el Gobierno de España decidió permitir la entrada del barco Aquarius al puerto de Valencia después de que Italia y Malta le cerrasen las puertas a sus instalaciones portuarias durante el fin de semana.

A bordo del barco —perteneciente a la ONG francesa Sos Méditerranée y Médicos Sin Fronteras— se encuentran 629 refugiados rescatados en alta mar, algunos de ellos en situación de especial vulnerabilidad.

En concreto, a bordo del barco viajan 123 menores no acompañados, 7 mujeres embarazadas y decenas de personas con quemaduras químicas por el contacto entre el agua salada y el combustible de la embarcación de la que fueron rescatadas.