www.tercerainformacion.es

Un hombre torturado: Frei Tito y su ejemplo todavía vivo de lucha por justicia social

Basado en amplia investigación y después de realizar más de 30 entrevistas en Brasil y en Francia, Leneide y Clarisse reconstruyen la vida de uno de los más emblemáticos personajes de la lucha contra la dictadura militar.

Memoria Histórica | Adital | 11-12-2014 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

El año 2014, marcado por los 50 años del golpe que instauró una dictadura cívico-militar en Brasil y en el que los trabajos de la Comisión Nacional de la Verdad comienzan a arrojar luz sobre los llamados "años de plomo”, nada más oportuno que el lanzamiento del libro "Un hombre torturado – tras los pasos de Frei Tito de Alencar”, escrito por las periodistas Leneide Duarte-Plon y Clarisse Meireles. La vida del fraile dominico nacido en Ceará, que actuó en el combate a la dictadura, fue preso, torturado y liberado a cambio del embajador suizo secuestrado por los revolucionarios, es considerada por las autoras como un ejemplo de coherencia. Aniquilado en las salas de tortura, exilado en Francia desde 1971, se suicidó a los 28 años, en 1974. La historia de Frei Tito sigue inspirando a todos los que luchan por una sociedad más justa y generosa. El libro se lanzará en Fortaleza, ciudad donde nació Tito, este martes 9 de diciembre a las 15 hs. en la Asamblea Legislativa del Estado de Ceará.

Basado en amplia investigación y después de realizar más de 30 entrevistas en Brasil y en Francia, Leneide y Clarisse reconstruyen la vida de uno de los más emblemáticos personajes de la lucha contra la dictadura militar. El libro es un reportaje biográfico que aborda, sobre todo, la militancia política de Tito, pasando por la prisión, la tortura que lo destrozó psicológicamente, el exilio, hasta su suicidio el 10 de agosto de 1974, en Francia. Para ello, las autoras escucharon a personas que estuvieron presas con él en San Pablo y religiosos que convivieron con él en el Convento Sainte-Marie de La Tourette, en Lyon. Por primera vez, el psiquiatra y psicoanalista Jean-Claude Rolland, que trató a Tito de Alencar Lima en Francia, es entrevistado para hablar del fraile brasilero. Para conocer la génesis de la fe y la consciencia política de Tito, Leneide y Clarisse también conversaron con Nildes, la hermana que lo crió. Otra declaración importante es la de Xavier Plassat, fraile muy cercano a Tito en su último año de vida.

Lea la entrevista con las dos autoras de la publicación, realizada por Civilização Brasileira, editorial de la publicación.

conic.org.br

La historia de Frei Tito es también la historia de la dictadura militar en Brasil y de la lucha por la democracia. ¿La idea inicial surgió, entonces, a causa de los 50 años del golpe militar?

Leneide Duarte-Plon - Ante todo, es preciso recordar que la dictadura fue cívico-militar, pues varios sectores civiles participaron en la preparación del golpe. Muchos industriales e institutos –como el Ipes [Instituto de Investigaciones y Estudios Sociales, sigla en portugués] y el Ibad [Instituto Brasilero de Acción Democrática]– ayudaron a preparar el golpe efectivizado por las fuerzas militares. La prensa actuó con una cobertura alarmista y partidaria, criticando al gobierno de João Goulart y escondiendo los avances y el apoyo popular al gobierno. La idea del libro nació de una sugerencia de un editor que, en 2011, supo que yo iba a entrevistar al psiquiatra que trató a Tito en Francia. Él me convenció de que había un libro por realizar. El hecho de estar en el año de los 50 años del golpe y de los 40 años de la muerte de Tito es una feliz coincidencia.

Entre tantos personajes que lucharon por la justicia social durante el régimen militar instaurado en 1964, ¿por qué elegir a Frei Tito? ¿Qué les impactó de su trayectoria?

LDP - Tito es un revolucionario y, al mismo tiempo, profundamente habitado por el Evangelio de Jesucristo. Y, como él, veo al Evangelio como un mensaje de liberación y de justicia. Tito y los frailes dominicos de las Perdizes [barrio de San Pablo donde está ubicado el convento de los dominicos], así como otros en toda América Latina en los años 1960 y 1970, intentaban conciliar a Marx con Cristo. Son dos discursos radicales de transformación y justicia social. La Teología de la Liberación nació como una respuesta a los anhelos de justicia, mostrando que Jesucristo se interesaba por el hombre encarnado, por su vida en la tierra y no sólo por sus almas. Tito escribió: "El cristianismo no puede callarse ante las injusticias, pues callar es traicionar. Su deber es convertirse en la sal de la tierra, la luz del mundo. [...] Hoy, un tercio de la Iglesia de Brasil se compromete: nosotros renunciamos a una revolución cristiana y estamos decididos a participar en la lucha del pueblo por sus derechos fundamentales. A esta lucha están invitados todos los que desean un mundo más justo y más humano”. La izquierda comunista, que acusaba a la religión de "opio de los pueblos”, según la fórmula de Marx, vio que tenía en la Iglesia progresista a un aliado para las profundas transformaciones sociales que Brasil necesitaba.

Frei Tito, ¿fue sólo una víctima más de la dictadura? ¿Cuál es su importancia en la lucha contra el régimen militar?

LDP - Él actuó con un grupo de frailes dominicos que daban apoyo a la Alianza Libertadora Nacional (ALN), grupo revolucionario creado por Carlos Marighella al dejar el Partido Comunista Brasilero, por el cual había sido electo diputado en la década de 1940. Algunos frailes del Convento de las Perdizes, en San Pablo, ayudaban a esconder a personas perseguidas por los órganos de represión. Frei Betto, en el [Estado de] Río Grande do Sul, formaba parte de un esquema para ayudar a revolucionarios a abandonar Brasil por la frontera. Como presidente del directorio académico del Instituto de Filosofía y Teología (IFT), Tito participó en el 30° Congreso de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), que fue invadido por la policía. Los más de 700 estudiantes que se encontraban en el sitio, en Ibiúna [ciudad del interior de San Pablo], aquel 12 de octubre de 1968, fueron todos detenidos, inclusive Tito. Él fue más brutalmente torturado porque había gestionado la cesión del sitio para aquel congreso. Pero él no era el fraile más cercano a la ALN. Inclusive se lamentó, en una entrevista en París, no haber encontrado nunca a Marighella, al contrario de otros de sus cofrades.

rededemocrartica.org

Leneide, no es la primera vez que usted se sumerge en ese triste período de la historia de Brasil. Además del interés histórico, ¿hay otras motivaciones de su parte? ¿Personales, tal vez?

LDP - Tengo interés histórico y veo como una imposición ética denunciar la tortura de ayer y de hoy. Pienso que todos tenemos un papel en la transformación de Brasil en un país más justo, con menos desigualdades. Debemos hacer lo que esté a nuestro alcance para disminuir la brecha que separa a ricos y pobres en Brasil. Después de que vine a vivir a Francia, en 2011, pasé a seguir más de cerca el trabajo de diversas asociaciones de derechos humanos, entre ellas la ACAT (Action des chrétiens pour l’abolition de la torture). La tortura está prohibida en los textos de las democracias, inclusive en Brasil, pero existe en la práctica. Debemos combatir este delito de lesa humanidad. Es preciso que se denuncie la tortura donde exista, sea en Guantánamo [base militar y prisión estadounidense en Cuba], sea en las comisarías y prisiones brasileras. Frei Xavier Plassat escribió, en la presentación que hizo para el libro: "Sin la elucidación constante de la verdad, particularmente en relación con las sombras más trágicas de nuestra historia, se hacen incomprensibles e insuperables las recurrentes y brutales manifestaciones de violencia, de barbarie, que continúan marcando nuestro tiempo, en los presidios, en las comisarías, en los morros, en las haciendas: la matanza de jóvenes, de titulares de tierra, de negros, de indios, de migrantes, de travestis, de prostitutas; la comercialización de gente y su esclavización; la confiscación de la esperanza; la negación del bienestar”. Personas como Plassat, como Tito y como los otros frailes que participaron de la lucha por la democracia nos hacen continuar creyendo en la humanidad.

¿Por qué ustedes decidieron trabajar juntas en ese proyecto y cómo se dio la división de tareas?

Clarisse Meireles - Recibí la invitación de Leneide en junio de 2012 y acepté inmediatamente. Estaba saliendo de un trabajo para una ONG ambiental en Manaus [Estado de Amazonas], e inmediatamente me entusiasmé con el proyecto, que me permitiría investigar la vida de Tito y entrevistar a sus contemporáneos sobre su vida y militancia, en un período de la historia de Brasil que no viví, y sobre el cual aprendí muy poco en la escuela. También me interesó enormemente el hecho de que la trayectoria de Frei Tito arrojara luz sobre el trabajo fundamental de sectores progresistas de la Iglesia Católica en la resistencia a la dictadura cívico-militar brasilera. Como Tito afirmó en una entrevista en 1972, "el Evangelio contiene una crítica radical de la sociedad capitalista. En ese sentido, es revolucionario. Los temas de la esperanza, de la pobreza, del mesianismo, que son profundamente bíblicos, están en la fuente del movimiento revolucionario. No veo, realmente, cómo ser cristiano sin ser revolucionario". El libro también me entusiasmó por ser una oportunidad de trabajar con Leneide, una periodista cuyos trabajos y militancia admiro mucho, y que, más allá de todo, es mi madre. Inmediatamente, pasé a leer la literatura sobre el período, comenzando por "Bautismo de Sangre”, de Frei Betto. Estando yo en Brasil, ella en París, dividimos las entrevistas, algunas realizadas en Río [de Janeiro], otras en París. Nos encontramos en París y Lyon para otra serie de entrevistas, sobre todo con los frailes que convivieron con Tito en el país, donde él se exilió después de ser expulsado. Después, Leneide estuvo en Río de Janeiro haciendo entrevistas sola, y yo continué algún tiempo en París, haciendo otras. La escritura se hizo separadamente, y Leneide redactó un mayor número de capítulos. Intenté ofrecer puntos de vista, dudas y cuestionamientos de quien no vivió aquel período histórico, sobre el cual tenía un enorme interés y muchas lagunas de conocimiento.

¿Cómo se hizo la elección de los entrevistados y cuánto tiempo duró la fase de entrevistas?

CM - Para contar la vida de Tito y su tiempo, entrevistamos a más de 30 personas que convivieron con Tito desde su infancia y adolescencia, como su hermana Nildes y el ex-diputado federal José Genoino, que convivió con Tito en Fortaleza, en la militancia de la Juventud Estudiantil Católica (JEC), hasta el final de la su vida, en los años en Francia, donde estuvimos con su psiquiatra, Jean-Claude Rolland, y la mayoría de los frailes franceses y brasileros con quienes convivió en el exilio. De su juventud, entrevistamos a sus cofrades dominicos del Convento de las Perdizes, la mayoría del núcleo de apoyo a la Acción Libertadora Nacional (ALN), de Carlos Marighella, como Frei Betto. Y tuvimos también la oportunidad de hablar con muchos de los compañeros de Tito en el vuelo de los 70 presos intercambiados por el embajador suizo Giovanni Bücher, secuestrado en 1970. Muchas puertas y archivos nos fueron abiertos; se destaca el precioso archivo de Magno Vilela, ex-dominico que también vivió exiliado en París y que hoy es historiador en San Pablo. Las entrevistas se extendieron durante un año y medio. El libro nos tomó dos años y medio de trabajo entre las entrevistas y la escritura.

alsp.gov.br

Frei Tito luchaba por la justicia social. Su ideal de juventud era realizar "un trabajo pastoral que llevara la palabra revolucionaria de Cristo a los pobres y desvalidos”. O sea, para él la religión no tenía nada de resignación. Creer en Dios no significaba que los menos favorecidos deberían aceptar, sin cuestionamientos ni indignación, lo que la vida les imponía. ¿Existe aún ese tipo de posicionamiento dentro de la Iglesia Católica?

CM - Sí, aunque sea menos visible que el de las alas más conservadoras de la Iglesia. El compromiso de Tito y de sus compañeros era fruto directo de una comprensión del papel de la Iglesia trazado por el Concilio Vaticano II, que se abría a un mayor ecumenismo y procuraba ampliar los espacios de la fe católica en lo cotidiano, acercándose al pueblo. A pesar de la posterior persecución del Vaticano a la Teología de la Liberación, durante el papado de Juan Pablo II, muchos religiosos todavía creen, viven y predican una fe transformadora, como se puede atestiguar con el trabajo de las Comunidades Eclesiales de Base y de la Comisión Pastoral de la Tierra, por dar algunos ejemplos. El amigo más cercano de Tito, en su último año de vida, el fraile dominico francés Xavier Plassat, por ejemplo, desde 1989 desarrolla su trabajo pastoral en el interior del [Estado de] Tocantins, y actualmente es el coordinador de la campaña de la Pastoral de la Tierra en contra del trabajo esclavo.

El psicoanalista francés Jean-Claude Rolland, que trató a Frei Tito en su último año de vida, describe a los dominicos como "personas peculiares, muy religiosos, muy libres y muy rebeldes”. ¿Cuál fue la importancia de la Orden de los Dominicos en la vida de Frei Tito? ¿Él habría seguido otros caminos si su elección religiosa hubiese sido otra?

LDP - Tito estaba politizado desde la cuna. Fue a través de su familia que descubrió la política; tenía dos hermanos bastante activos políticamente, uno de ellos afiliado al Partido Comunista. Su hermana Nildes lo llevó a la JEC, Juventud Estudiantil Católica, uno de los brazos de la Acción Católica, movimiento de izquierda. Fue por influencia de Frei Betto, a quien conoció en la JEC, que Tito decidió entrar al seminario y convertirse en dominico. No se puede saber si él hubiera seguido otros caminos si no se hubiese convertido en dominico o si hubiese optado por otra Orden de la Iglesia Católica. En todas ellas hay religiosos comprometidos. Leonardo Boff, uno de los teólogos de la Teología de la Liberación, pertenecía a la Orden Franciscana.

Existen también quienes se sorprenden con la participación de religiosos en la lucha contra el régimen al lado de marxistas ateos. ¿Cuál es la participación de los dominicos en la lucha contra la dictadura militar?

LDP - Los dominicos no tuvieron una posición unificada en contra de la dictadura. Algunos, como don Lucas Moreira Neves, pactaron con el régimen. Como mínimo, se callaron, se omitieron. Y hubo algunos que se involucraron en la denuncia de las torturas y en la protección de los perseguidos por la dictadura. Fue el caso de Frei Tito, Frei Betto, Frei Fernando de Brito, Frei Oswaldo, Frei Giorgio Callegari, Frei Ivo Lesbaupin, Frei Magno Vilela, Frei Maurício (João Caldas Valença) y Frei Ratton Mascarenhas. Los cuatro últimos, después, dejaron la Orden Dominica.

¿Y cómo los dominicos eran vistos por los marxistas?

LDP - Algunos marxistas tenían una hostilidad generalizada en relación con la religión y los religiosos. Pero Marighella, entre otros, pensaba que comunistas y católicos progresistas podían trabajar juntos en la lucha por la democracia.

El Dr. Rolland escribió que no se puede ni se debe explicar el suicidio de Frei Tito, "pero se debe reconocer cuánto ese gesto simbolizó su historia, cómo él es simbólico de la historia de la tortura que condujo siempre e inexorablemente a la víctima, después, a retomar el acto del torturador y finalizar su obra”. Para el psicoanalista, "suicidándose, Tito obedeció a Fleury por última vez”. En la interpretación del médico, el Frei, en su delirio, "sólo reprodujo, psíquicamente, lo que había sufrido de hecho”. El suicidio de Frei Tito no fue el único cometido por víctimas de torturas durante la dictadura, pero, ¿él puede ser considerado emblemático?

LDP - Él es excepcional porque se trataba de un fraile de la Iglesia Católica. La Iglesia siempre condenó el suicidio, pues considera la vida un don de Dios y que sólo él puede sacarla. El cardenal de París, Jean-Marie Lustiger, se opuso a la realización de la misa de cuerpo presente en la catedral de Notre-Dame, de París, ciudad que reunía, en aquella época, al mayor número de exiliados brasileros. Entonces, fue realizada en Lyon. Tito se convirtió en un símbolo de todos los torturados que se suicidaron y también de los que siguieron viviendo sumergidos en las tinieblas de las salas de tortura o con secuelas físicas y/o mentales. Pienso que debemos contar su historia también por todos los Titos que sufrieron y sufren todavía la tortura en Brasil y en el mundo. Y la historia de la dictadura debe ser contada para que la defensa de la democracia sea preocupación de todos los brasileros.

¿Los sueños de justicia social en Brasil que movían a Frei Tito aún son sueños? ¿Cómo ven hoy la lucha por la justicia social en el país? No vivimos más en una dictadura militar, pero todavía hay injusticias, abuso de poder, tortura. Basta mirar las noticias recientes de Río de Janeiro como las de las muertes de Amarildo Dias de Souza [albañil detenido y muerto por policías en Río de Janeiro en 2014 sin motivo] y de Claudia Ferreira da Silva [auxiliar de servicios generales detenida y arrastrada por un vehículo policial en Río de Janeiro, también sin motivo, en 2014], y la detención injustificada del actor Vinicius Romão. [Los tres eran negros y pobres]

CM - Pienso que ni Tito, ni los dominicos, ni los revolucionarios o militantes de izquierda tenían sueños. Ellos tenían, o tienen todavía, ideales de justicia social, y por ellos luchaban. La lucha por justicia social está bastante viva hoy, gracias a la militancia incansable de movimientos sociales que se articulan, y han obtenido importantes conquistas desde el fin de la dictadura, a pesar de la obsesión de los medios de comunicación con la corrupción, que vampiriza el noticiero y despolitiza el debate público en Brasil. El MST [Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra], por ejemplo, es considerado por la izquierda del mundo entero como uno de los movimientos sociales más importantes del mundo –y para el intelectual estadounidense Noan Chomsky es simplemente el más importante. Hace poco más de un mes, el MST cumplió 30 años y viene renovándose al aliar la lucha por la tierra para los campesinos con la lucha contra el modelo agrícola concentrador de tierra, de monocultivos para exportación, dependientes de fertilizantes y agrotóxicos -que se puede decir que es casi el mismo modelo adoptado en Brasil hace 500 años. La tristeza es ver este modelo repetido por los gobiernos de un partido que nació comprometido con la transformación social, que trajo importantes avances sociales, pero que demuestra poca voluntad política para enfrentar a grupos de interés representados por los diputados y senadores -para quedarnos en la cuestión agraria, recordemos que la bancada ruralista es una de las mayores y más cohesionadas del Congreso. El hecho es que las crisis capitalistas se suceden. Y el capitalismo parece siempre capaz de reinventarse, inclusive en la forma de grandes eventos deportivos, que se travestizan como "oportunidades", pero que han demostrado costos económicos y humanos inaceptables. Sobre las atrocidades recientes de la policía militar, tenemos que recordar que la policía siempre torturó y mató a pobres en este país. Durante la dictadura cívico-militar, militantes obreros y burgueses experimentaron esa misma truculencia en nombre de una "guerra antisubversiva" y del anticomunismo, cuando las detenciones arbitrarias y las torturas se convirtieron en política de Estado; y la prensa, censurada, era obligada a callar. Tenemos que indignarnos y exigir cambios urgentes en la policía, como la desmilitarización. Pero no podemos comparar nuestro tiempo con una dictadura.

reproducao

¿"Los sueños no envejecen” como dice la música "Club de la Esquina nº 2”, de Milton Nascimento y Lô Borges [compositores brasileros]?

CM – Los sueños no envejecen, pero la forma de convertirlos en realidad se transforma en el tiempo. Por ejemplo, la mayoría de los resistentes tomaron las armas en los años 1960 y 1970 en Brasil; se dice que esa forma de lucha se reveló como ineficaz. Frei Tito ya había hecho esa autocrítica en 1973, cuando escribió: "Es necesario y urgente responder políticamente a la dictadura. En esta perspectiva, pienso que la lucha armada, como forma de lucha principal, es un error". Por otro lado, no restan dudas de que, en un mundo en que la concentración de riqueza sólo aumenta, la lucha por la justicia social es más actual que nunca.

Leneide, usted vive en París. ¿Cuál es su percepción de Brasil hoy? ¿Y cómo ven los europeos a este país?

LDP - Veo a Brasil con cierta inquietud, sobre todo en año electoral. Las manifestaciones del año pasado muestran que el pueblo despertó de una especie de letargo. El gobierno federal y los gobiernos estaduales tienen que responder a las demandas por mejores condiciones de salud, educación y transportes urbanos. Pero estamos gateando en el aprendizaje de la democracia. Somos todavía un país arcaico, con una mentalidad esclavista profundamente interiorizada y arraigada en nuestras costumbres. Los europeos, de manera general, saben muy poco sobre este Brasil contemporáneo y menos aún sobre la dictadura brasilera. Ellos conocen mucho más sobre la historia de las dictaduras argentina y chilena. El gobierno de Lula [ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva] ayudó a forjar una imagen positiva de un país que trabaja para disminuir las desigualdades sociales, pero tenemos un atraso muy grande. Basta ver que el acceso de todos a la educación y a la salud de calidad y gratuitas todavía es un sueño. Vivir en una democracia madura y con la fuerte implantación del Estado de bienestar social como Francia me lleva a constatar, de manera más flagrante, cuánto Brasil tiene que caminar todavía para convertirse en un país más democrático, menos corrupto y menos desigual.

En el libro, ustedes dicen que los entrevistados que convivieron con Frei Tito tuvieron sus vidas redibujadas por él. ¿Y sus vidas también fueron impactadas por la historia del fraile dominico? ¿De qué forma?

LDP - El trabajo con el libro me dio la oportunidad de acercarme a los religiosos que ya admiraba de lejos, como Frei Betto. Conocía el compromiso de los teólogos de la liberación, el trabajo de las Comunidades Eclesiales de Base y siempre admiré esa vertiente de la Iglesia Católica. Para mí, ellos entendieron todo el mensaje del Evangelio. Tito es un ejemplo de coherencia y desprendimiento, que pagó con su vida ese compromiso al lado de los oprimidos. Espero que el libro sirva para sea más conocida la historia de hombres profundamente comprometidos con la justicia.

CM - De una manera radical. Hoy percibo con claridad que tenemos la obligación de traer a la superficie la memoria de dos décadas de dictadura cívico-militar. Los trabajos de la Comisión de la Verdad y la efeméride de los 50 años del Golpe son oportunidades preciosas, pues sin duda los acontecimientos de aquel período -y la falta de reflexión colectiva sobre ellos- impactan todavía en forma crucial sobre la política y la sociedad brasileras. Como dice Vladimir Safatle, en el prefacio del libro, "En este contexto de invisibilidad y olvido forzado, el uso de la memoria es un acto político mayor, pues impide que el tiempo pueda extorsionar reconciliaciones meramente formales". No soy católica y nunca tuve a la institución Iglesia Católica en alta estima. Pero me alegró mucho poder conocer a religiosos (y ex-religiosos) brasileros y franceses que desarrollan un trabajo pastoral extremadamente comprometido con la palabra de Jesucristo, y consecuentemente con el pueblo, muy distante de la Iglesia de shows televisivos, videoclips y posiciones conservadoras y moralistas –la imagen de la Iglesia Católica que lamentablemente ocupa más espacio en la opinión pública.

Colaborador
camisa 198
Tienda
[Viñeta] "Aumentan los millonarios, decienden los científicos"

Está usted en necesidad de cualquier tipo de préstamo?
¿Necesita un préstamo personal?
¿Necesita préstamo de negocios?
¿Quieres pagar sus cuentas?
¿Quieres ser financieramente estable?

E-mail: luiscarlosfinance@outlook.com

Rellene el formulario de solicitud. 1) Nombre completo: 2) Campo: 3) Estado: 4) Dirección: 5) Sexo: 6) Ocupación: 7) Cantidad que se necesita: 8) Duración del préstamo: 9) El propósito del préstamo: 10)
Teléfono: 11) Ingreso mensual:

E-mail: luiscarlosfinance@outlook.com

Granada responde a Grecia

¿Ha estado buscando DE FINANZAS ?. ¡¡¡NO BUSQUE MÁS!!! WE, le garantiza oferta de préstamo completamente certificado en el 2% TASA DE INTERÉS CON O SIN COLATERAL. WE préstamo dentro del RANG de 7.000 a 50,000.000.00 hoy están con nosotros por correo electrónico: anthonyisiloanfirm070@gmail.com

Nombre completo:
Monto del préstamo necesario:
Duración del préstamo:
País:
Ocupación:
Estado:
Dirección:
Género:
Años:
Número de teléfono / número de teléfono móvil:
Ingreso mensual :

Cordial saludo
Cynthia Luciette (Publicista)
Sr. Anthony Isi
Director general
E-MAIL: anthonyisiloanfirm64@gmail.com

Las veinte mejores webs de trueque online y las diez mejores webs para conseguir productos gratis

YO SOY el Sr. Rennison Mark, un prestamista de préstamo de buena reputación PRIVADO. Dar préstamos con interés del 2%. Aprobamos todo tipo de préstamos a la sociedad en general Nuestros préstamos están garantizados y ponemos en práctica un plan de pago de préstamo Fexible. Ofrecemos los siguientes tipos de préstamos:

*Mejoras para el hogar
* Préstamos Inventor
* Préstamos de coches
* Préstamo de Consolidación de Deuda
*Línea de crédito
* Segundo Préstamo
* Préstamos Comerciales
*Préstamos personales
* Préstamos Internacional.

enviamos un correo electrónico ahora para solicitar un préstamo de fiar y rápido y conseguir su aprobación 24 horas después de alcanzar la cumbre de su forma solicitante del préstamo dependiendo de la rapidez de sus respuestas son.

E-mail: rennisonloanfirm@outlook.com

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad